English    Русский    Español    Nederlands    Deutsch    Italiano    Français
Header Image
…Yendo a la deriva por los canales boscosos de Spreewald cerca de Berlín, experimentando la multiplicidad de los mundos visibles e invisibles...
6

Tensegrity® and Theater of Infinity®

Próximo Seminario:
.

Lo más destacado de los Seminarios Recientes:
.

.
The Wheel of Time

Tensegrity® es la versión moderna de la vía del navegante -prácticas y principios que sustentan encontrar y viajar un camino con corazón- los cuales enseñó don Juan Matus a sus cuatro estudiantes: Carlos Castaneda, Florinda Donner-Grau, Taisha Abelar y Carol Tiggs. Don Juan era un vidente yaqui y un líder de un grupo de hombres y mujeres videntes cuyo linaje se inicia en México de los tiempos antiguos.

Para caminar toda la longitud de un camino que uno ama de verdad, dijo don Juan, se necesita la pasión, el coraje, la imaginación, la vigilancia, la disciplina, la conciencia de sí mismo, la gracia, la fuerza, el ingenio, la eficiencia, la paciencia, la adaptabilidad y la humildad de un navegante.

Esto es a lo que los practicantes de Tensegrity® aspiran: El espíritu del navegante, el ser que hace que el compromiso continuo de viajar por el camino de la conciencia en todo momento. La lucha del navegante no es con sus semejantes, dijo don Juan-. Tampoco es con uno mismo. Y no es en definitiva una lucha. Más bien, es una aceptación de las corrientes energéticas del mar de la conciencia del universo

Don Juan dijo que los videntes de su línea sostenían que el universo es un mar de energía -energía que está en constante cambio. Y que lo más funcional que se puede hacer, en lugar de tratar de luchar o resistirse a ese cambio continuo, es unir fuerzas con él -un esfuerzo que requiere la disciplina de un navegante.

Carlos Castaneda vio la Tensegrity® como una descripción muy acertada de la trayectoria del navegante en nuestro tiempo: una práctica de interconexión con uno mismo y con el mundo. La palabra “tensegridad” (tensión + integridad) fue acuñada por el arquitecto visionario, innovador, ingeniero y navegante R. Buckminster Fuller. Fuller fue inspirado en su trabajo porque  vio  la manera de la naturaleza de hacer más con menos. Observó estructuras en la naturaleza (desde los átomos a las células, a los árboles, a los sistemas solares, a las galaxias) en las que las partes sólidas se mantienen juntas en una red continua de partes más flexibles, tales como, por ejemplo, la forma en que una célula se mantiene junta con su líquido y su pared semi-permeable, o la forma en que los planetas y el sol se mantienen en un campo gravitatorio. En tales sistemas, cualquier presión exterior se distribuye uniformemente a través de toda la estructura, dándole un tono elástico que la ayuda a adaptarse y además a mantener su integridad, y en última instancia, su interconectividad.

Fuller señaló a este soporte esencial de la vida en la tierra, el árbol, como un maravilloso ejemplo de una estructura de tensegridad en la naturaleza. Surgido de una semilla, de la tierra, del agua, del aire y de la luz solar, un árbol que crece en una estructura de tensegridad con agua y gases que se desplazan a través de canales interiores, lo que le permite ser a la vez flexible y resistente, ya que se balancea y se adapta a los cambios de los vientos y la tierra, y asciende minerales – trozos de polvo de estrellas – y agua de la tierra al cielo.1

Y los ecologistas modernos son ahora conscientes de la interconexión de cada árbol con los demás, ajustandose y adaptandose a las necesidades de la comunidad forestal.
Es esta resistente integridad, interconectividad e ingenio lo que el navegante busca encarnar, física, emocional, mental y energéticamente, dijo Carlos Castaneda. Esto es lo se necesita para hacer el esfuerzo continuo, independientemente de su inconveniencia, para permanecer en el propio camino elegido -un camino que está en constante evolución, y cuyo mapa se encuentra a través del corazón.
Don Juan llamaba a la encarnación de este reconocimiento el arte de la libertad -la libertad de percibir la base energética y la naturaleza interconectada de todas las cosas- y de actuar desde esa percepción. Nuestras interacciones en el mundo todos los días (en la oficina, en la mesa del comedor, en la estación de metro, caminando en el bosque, etc) se convierten en el escenario extraordinario para que despierte nuestra atención, una oportunidad de responder a lo que está presente, en lugar de reaccionar en base en la historia personal no examinada.
Como seres energéticos, percibimos que las rocas, las plantas, los animales, los elementos, los planetas y las estrellas son sensibles y forman un tejido interactivo de conciencia, del cual somos parte.
Y encontramos con que impregnando o existiendo junto a nuestro mundo conocido está otro mundo de un ser sensible y de conciencia llamado el mar de la conciencia, o la segunda atención -un mundo accesible a nuestros completos yos físicos y energéticos. Y ese mundo nos puede dar información vital, ayuda y guía para navegar por él. Como dijo Carlos Castaneda:

“Si entras en un estado de realidad no ordinaria, es sólo para sacar de ella lo que necesitas para ver el carácter milagroso de la realidad ordinaria. Para mí, la manera de vivir- el camino con corazón- es la presencia en el mundo “2 .

Para integrar nuestro ser, de esta forma, dijo don Juan, uno tiene que ser impecable -lo que significa utilizar la energía sabiamente, dando más de lo mejor de uno a los propios esfuerzos, poniendo la atención de uno en los lugares que aumentan nuestra energía en lugar de donde la dispersan.

Las herramientas de interconexión de Tensegrity® que nos pueden ayudar en esta búsqueda son:

Movimientos de Tensegrity® (Tensegridad) o Magical Passes® (Pases mágicos): movimientos y posturas del cuerpo y de la respiración que fueron descubiertos por los videntes del antiguo México en los estados de conciencia llamados ensoñar, y que ayudan a afinar nuestro cuerpo energético, y a restablecer el flujo saludable físico y energético de nuestro ser. Estos se practica en silencio o con música o sonidos de la naturaleza.

Revisión de la vida o recapitulación: una revisión de las experiencias de la vida, las suposiciones, las creencias y las acciones, con la ayuda de la atención y la respiración. Esto se hace para recuperar la energía vital dejado en nuestras interacciones, y asumir la responsabilidad, sin juicios, de la propia vida.

Theater of Infinity® (Teatro del Infinito): Teatro que está anclado en los Magical Passes® (Pases Mágicos), especialmente aquellos que evocan la conciencia de otras formas de vida y sus interacciones en la realidad, como la ballena narval, la mariposa, el pájaro o el lobo. Como práctica de la conciencia, es el teatro en el que representamos, con la ayuda de los pases mágicos y el apoyo de compañeros actores-testigos, escenas de nuestra propia vida, impregnando esas escenas con la conciencia más expandida que incluye a todos los seres sintientes que habitan el mundo en que vivimos. Esta conciencia da mayor contexto a nuestra propia experiencia humana, y ayuda a romper nuestra certeza y nuestros juicios sobre nuestros roles asumidos en la vida, así como lo que creemos que deben ser los roles de los demás, trayéndonos una empatía más profunda y una mayor libertad de elección. (Para más información)

El arte de ensoñar, el arte de estar presente: El arte de reconocer nuevas posibilidades, y trabajar con nuestro vidente interior -nuestra brújula interior- conectado a la inteligencia dei Infinito -para traer esas posibilidades a la existencia. Esto incluye la práctica de mantener un registro de ensueño, y participar en los círculos de sueño, que nos ayudan a perfeccionar la atención de ensueño para reconocer que uno está ensoñando, tanto dormido como en las horas de vigilia.

Silencio: Una práctica diaria de hacer una pausa, para sentarse o recostarse para escuchar al propio vidente interno. Esto es ayudado escribiendo el contenido de las propias inspiraciones, así como el propia diálogo interno o monólogo.

Practicando estas herramientas, el navegante es guiado por la premisa: El amor es la más alta forma de inteligencia. El amor a uno mismo, amor a los demás, el amor a la extraordinaria calidad de este mundo. El amor a este momento mismo.

1 Descripción de este principio de Fullers e encuentra en: Buckminster Fuller: un monólogo autobiográfico / Scenario, documentado y editado Robert Snyder, New York: St. Martin’s Press, 1980 pp. 46-7.

2 “Seeing Castaneda” Psychology Today, Sam Keen, 1972.

Cleargreen, Inc.

Copyright © 1995-2016, Laugan Productions, Inc. Todos los derechos reservados. La reproducción total o parcial está estrictamente prohibida, sin la autorización expresa y por escrito del titular del copyright. Tensegrity®, Magical Passes® y Theater of Infinity® son marcas registradas.